Edward Snowden calificó las políticas rusas contra la comunidad LGBT como “fundamentalmente erróneas”.

Aunque Edward Snowden, el exempleado de la NSA detrás de la polémica de Wikileaks, se encuentra refugiado en Rusia desde el 2012, el activista criticó la manera en que el gobierno de Vladimir Putin está tratando los temas relacionados con la comunidad LGBT. “Está mal en Rusia y estaría mal en cualquier parte del mundo”, señaló.

En el 2013, el gobierno ruso aprobó una ley que prohíbe cualquier pensión positiva de la comunidad LGBT a menores de edad, pero no es secreto que su trato homófobo no se ha quedado ahí. Recientemente se conoció la decisión de la alcaldía de Moscú para terminar el apoyo al Moscow Premiere, el único festival de cine ruso que presentaba películas con temáticas LGBT. Además, los crímenes de odio y la represión a las organizaciones y activistas LGBT son constantes en el país y el gobierno no hace nada al respecto, sino es que se encuentra entre los mismo perpetradores.

Por esta razón, Snowden aprovechó el momento en que recibía el premio Bjornson de la Academia Noruega de la Literatura y la Libertad de Expresión y por videollamada calificó de “fundamentalmente erróneas” las actitudes del gobierno de Putin.

“He sido crítico al respecto en el pasado y lo continuaré siendo en el future. El camino que vemos que tomó el gobierno ruso para controlar más y más el internet… lo que la gente ve, incluso partes de la vida personal, decidir cómo es la forma apropiada o inapropiada en que la gente debe expresar su amor… es fundamentalmente erróneo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here