Por decisión del gobierno, se cortó el apoyo económico al único festival de cine incluyente con trabajos LGBT de Moscú.

Al parecer, por la “difícil situación económica”, el gobierno de Vladimir Putin canceló el Moscow Premiere, el único festival de cine ruso que incluía películas de temática LGBT. Sin embargo, anunció la implementación de un nuevo festival de cine que promueve el “correcto comportamiento”, el “respeto por la vida” y los “valores tradicionales”.

El festival que durante sus 12 años contó con capital proveniente del ayuntamiento de Moscú, recibió por primera vez una respuesta negativa del gobierno arguyendo la difícil situación económica actual. Pero en su lugar, crearon un nuevo evento llamado El Festival de la Juventud de Cine de la afirmación de la Vida, que además tiene el apoyo público del presidente Putin.

Claramente una de las tantas estrategias de Rusia para combatir la homosexualidad en su país. Aunque el festival no era exclusivamente de cine LGBT, era reconocido como la última plataforma cultural, muchas veces polémica, para contar historias homosexuales desde el arte.

Como señaló en el periódico ruso Izcestia Noviye, Vyacheslav Shmyrov, crítico de cine y director del festival:

“Moscow Premiere es ante todo una fiesta social y un proyecto de caridad que está destinado a las personas, especialmente para las generaciones de mayor edad, que no pueden permitirse el lujo de ir a cine. Es principalmente una misión social”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here