En la vida he leído artículos asquerosos, que me repugnan demasiado, pero este, en un medio como el Q’Hubo Medellín -que obvio pertenece a El Colombiano- ha sido de los que más me han sacado de onda.

Esta es la comunicación que le envíe a la periodista Yuliana Zuleta Villegas, quien lo escribió, porque no puedo creer la capacidad que tienen estas personas en generar violencia desde esos medios, solo basta con leer los comentarios en la publicación del periódico.

Señora:
YULIANA ZULETA VILLEGAS
Periódico Q’HUBO
Medellín

Asunto: Observaciones al artículo “Para el que no sepa somos cosita seria”, publicado en el periódico Q´Hubo, Medellín Año XI – N° 4576, domingo 06 de mayo de 2018

Cordial saludo,

Mediante el presente quiero manifestarle mi inconformidad y molestia frente al artículo publicado por usted en la edición del domingo 06 de mayo del “periódico” Q´Hubo en las páginas 8 y 9.

Soy Julián Zapata Rincón, una artivista, que lleva muchos años trabajando alrededor de los temas de género, a las formas en las que nos violentan por ser personas alejadas de la heteronormatividad u heterosexualidad obligatoria, que ha trabajado con muchas otras personas que comparten estos intereses, y que al leer lo que usted escribió no puede sentir nada más allá de molestia y tristeza porque se sigan generando estereotipos que a la final se ven, de nuevo, traducidos en violencia hacia nosotras.

Es importante aclarar varias cosas que demuestran su poco profesionalismo a la hora de hacer una investigación, y que solo develan esa necesidad de amarillismo que define a ese medio para el que escribe. Si su interés es hablar sobre los cuerpos no normativos, es importante que primero haga una investigación sobre el tema, investigar a fondo sobre las diferencias entre Trans género, Trans sexual y Travestí (yo no seré periodista, pero si pase por una universidad en donde me enseñaron a investigar y tengo muy claro que lo que usted hizo, no lo es). O en caso que su interés fuera hablar sobre la zona, debió llevar su investigación a otros aspectos del entorno, hablar con diferentes personas del sector y no solo con las mujeres que allí trabajan, averiguar sobre la violencia a la que se ven sometidas por agentes policiales, gubernamentales y otros actores violentos. Investigar por todas las dificultades a las que se ven expuestas, a las pocas posibilidades de acceder a programas de salud y tratamientos médicos, entre muchas otras cosas a las que se ven sometidas.

Quisiera entonces, hacerle varias preguntas y aclaraciones:

¿Conoce usted la diferencia entre Trans y Travestí? Si no la conoce, en Internet encontrará mucha información que le puede ayudar a aclarar este tema o fundaciones a las que puede ir a hacer trabajo de campo, como por ejemplo el Centro para la Diversidad Sexual e Identidades de Género de Medellín, ubicado a pocas cuadras del lugar en donde usted estuvo, y donde puede hablar con muchas profesionales en diferentes áreas que le ayudarían gustosamente con su investigación.

En la parte que usted dice “cuerpos llamativos y casi desnudos de hombres que parecen mujeres”, las mujeres Trans NO SON HOMBRES, ¡SON MUJERES! Es una falta de respeto hacia ellas y hacia todas (esto lo sabría si investigará más a fondo, y de manera “juiciosa”).

¿A qué se refieren con que los travestís son cosita seria? ¿De dónde sacan eso? ¿Acaso le parece muy profesional como “periodista” seguir fomentando estereotipos violentos?

El nombre de Yuliana es ese, no tiene ningún otro nombre, por respeto a las mujeres Trans no se les pregunta cuál fue el nombre con el que le marcaron de nacimiento (esto lo sabría si hubiese investigado antes o durante la escritura de ese artículo). Este es un vicio de todas esas personas, que como usted, no son capaces de respetar la diferencia y no pueden evitar esa morbosidad por lo que consideran alejado de su realidad.

En su artículo se revela un desconocimiento total de los temas de género, logrando que las personas que lo lean nos estigmaticen más; somos personas que nos enfrentamos a diario a demasiados prejuicios. Es realmente poco profesional y humano la manera en la que usted trata a estas mujeres, y nos trata a todas.

Por último: las travestís, las mujeres Trans (trans género y trans sexuales) NO SOMOS bochincheras, chistosas, escandalosas, bravas, alegres, exhibicionistas, peleadoras. Dejen de estereotiparnos (y me incluyó, porque si bien no ejerzo el trabajo sexual, todas somos hermanas y nos deben respetar), que lo único que consiguen con eso es que se nos violente más de lo que ya somos violentadas por un sistema y sociedad heteronormativa, machista y violenta.

Mi invitación es a que cuando vaya a tocar un tema que no conoce al menos intente hacer una investigación profunda y analizar los alcances de lo que usted escribe; usted como periodista de un medio con tanta difusión tiene el poder de ayudar a transformar ideas y que las personas de alguna manera entiendan las diferencias, que se cambie esa visión hacia los cuerpos no normativos y respetar, comprender y de cierta manera generar cambios positivos, pero con ese artículo que escribió solo consiguió lo contrario.

Atentamente,

JULIÁN ZAPATA RINCÓN
Artivista, Marica No Binaria

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.