Ya lo hemos dicho previamente, ST. Pete pareciera ser el lugar perfecto para disfrutar la vida gracias a su cultura y gente, pero más allá, los atractivos turísticos que hacen parte de su territorio le suman cientos de estrellas a la calificación de este destino.

Es tan sólo llegar a esta ciudad en la costa del golfo de la Florida, en el Tampa Bay, para darse cuenta que la conciencia de su gente le ha abierto otras oportunidades al mercado, para que la mente de quienes la habitan y visitan entiendan que su posicionamiento turístico depende de un entendimiento de corresponsabilidades.

ST. Pete es un destino turístico que ha logrado implantar en quienes visitan sus calles y encantos, el grato sentimiento de querer volver.

No sólamente para el público que se identifica dentro de los sectores sociales LGBTIQ+, sino para cualquier persona que busca vivir una experiencia única, la ciudad otorga desde sus tiendas, bares, restaurantes, discotecas, hoteles y hostales, gastronomía y paisajes una huella especial.

ST. Pete
FOTO: egoCity

En torno a la enorme Central Avenue, se han desarrollado una gran variedad de establecimientos que exaltan la cultura independiente, con artistas locales, galerías, restaurantes, bares y hoteles que se caracterizan por ser espacios incluyentes (en todos los aspectos), petfriendly y que tienen una clara una apuesta de libre pensamiento, atada a una política de ciudad que busca el crecimiento de la misma a partir del fortalecimiento de su capital independiente.

Pero bueno… ¿A dónde nos vamos?

¡Primero que todo tienes que vivir al máximo la magia del Tampa Bay! ¿Y qué mejor que un vuelo en helicóptero para recorrer la ciudad entre la bahía y el golfo de México?

ST. Pete
FOTO: egoCity

Así es, saliendo del aeropuerto Albert Whitted junto al Museo de Dalí, está la posibilidad de acercarse más al sol para divisar las mágicas playa de ST. Pete e incluso darse la oportunidad de observar desde los aires, a los delfines y animales marinos que acompañan a sus visitantes, así como la arquitectura que viste la costa.

¿Quieres un hospedaje exclusivo para público gay? ¡Está el GayStPete House! Un hostal donde siempre vive el verano, que se basa en el respeto al otro, más allá de gustos, razas o edades, y sobre todo, si lo deseas, donde la desnudez masculina no es ningún misterio.

¡Vámonos de fiesta! ¿Para dónde? Ahí sí, la oferta es bien variada y muy interesante, teniendo en cuenta que ésta es una ciudad donde ser LGBTIQ+ es aceptado y respetado en su máxima expresión. Pero sabemos que a ti como a nosotros nos gustan los sitios donde bailar y cantar sin etiquetas es prioridad.

ST. Pete
FOTO: egoCity

Para eso, están definitivamente G St. Pete, The Garage On Central y la más reconocida a nivel internacional, Enigma, una disco-bar abierta todos los días de la semana desde las 4 p.m. hasta las 2 a.m., donde los espectáculos drag y sus licores especiales son la combinación explosiva para reventar la pista de baile sin parar.

Ahora sí, además de tener donde descansar, festejar y qué conocer… ¿Qué quieres comer? ¡Sencillo! Todo ST. Pete es sabores y texturas de comidas exóticas que responden a su cercanía al mar combinándose con la clásica comida estadounidense. De acuerdo a tus gustos, podrás devorarte desde una langosta o un salmón, hasta una gran hamburguesa e incluso disfrutar manjares de comida internacional.

ST. Pete
FOTO: egoCity

¿Quedaste con dudas o ganas de conocer aún más sobre ST. Pete como ese gran destino que te recomendamos para vivir y sentir? Quédate al tanto porque te seguiremos dando más información que te animará a prepararte para experiencia únicas.

Igualmente para conocer más, visita: http://bit.ly/play-st-pete

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here