De acuerdo con Reuters y LGBTQ Victory Fund, de 574 candidaturas LGBTI+ que había en las elecciones de Estados Unidos este 2020 a Senado y Cámara, se estima que al menos 35 de ellas ganaron, incluyendo la primera mujer trans senadora.

Entre las victorias más representativas se encuentra Sarah McBride, quien se ha convertido en la primera persona abiertamente trans en ganar una curul estatal en el Senado, junto con Ricthie Torres, el primer hombre afro-latino abiertamente gay en ser elegido al Congreso y Mondaire Jones, el primer hombre negro abiertamente gay también como congresista.

«Sus victorias representan un paso adelante para la aceptación LGBTI+ y una demanda por más representación de progreso e igualdad… Estas victorias de personas de colores LGBTI+ y estadounidenses trans son históricas y parte de una deuda pendiente” comentó la presidenta de GLAAD, Sarah Kate Ellis, a Reuters.

Otras de estas victorias históricas de acuerdo con Victory Fund, incluyen a la primera representante estatal musulmana de Oklahoma, Mauree Turner, quien se identifica abiertamente como una persona género no binaria; Michele Rayner, la primera mujer abiertamente LGBTI+ en ser elegida para la legislatura estatal de la Florida; Shevrin Jones, el primer senador estatal abiertamente LGBTI+; y Kim Jackson, la primera legisladora estatal para Georgia abiertamente LGBTI+.

Sarah McBride marca un gran precedente para la población trans, logrando ser la oficial de más alto rango luego de ganar la carrera por el Senado para el Estado de Delaware.

“Durante las últimas tres elecciones, la proporción de votantes LGBTI+ ha continuado en aumento, solidificando a nuestra población como una comunidad clave en el electorado en ascenso a quienes los políticos deben acercarse”, mencionó Alphonso David, presidente de la HRC (Human Rights Campaign).

Una encuesta realizada por la compañía Edison Media Research, indicó que las personas votantes LGBTI+ en el 2020 representan el 7% del electorado, más alto que el 4,5% que se estimaba de la población adulta. Teniendo en cuenta que representaron el 6% del electorado en las elecciones intermedias del 2018 y el 5% en las presidenciales del 2016.

El director de Global Equality Caucus, la red que apoya a parlamentarios LGBTI+ alrededor del mundo, Alan Wardle, resaltó que en estas elecciones se envía “una fuerte señal que las personas LGBTI+ pertenecen a la vida pública”.

Colectividades por la igualdad de derechos para las personas diversas alrededor del mundo, resaltan qué, aunque la tensión por las presidenciales no para, la victoria de personas LGBTI+ resalta la importancia que están logrando sumar estos sectores poblacionales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here