Aunque no bajo el título de “matrimonio”, cientos de parejas homosexuales chilenas aprovecharon este importante primer paso en el reconocimiento de sus derechos civiles.

El plazo de seis meses impuesto al “Acuerdo de Unión Civil” por fin terminó y un total de 1.600 parejas del mismo sexo se registraron para que su relación sea reconocida legalmente. La ley promulgada el pasado mes de abril por la actual presidenta chilena Michelle Bachelet, representa uno de lo primeros avances en pro de la población LGBT del país suramericano.

Este importante proceso empezó con el pasado presidente Sebastián Piñera, pero solo con el apoyo de un cuarto de la población chilena, lo que hizo que reconocer la unión civil de las parejas homosexuales no fuera una decisión fácil de tomar. Chile es uno de los países latinoamericanos más conservadores. Por ejemplo, el divorcio se legalizó en 2004 y el aborto sigue siendo ilegal.

“Hoy es un día en el que avanzamos como sociedad (…) estamos dando un paso fundamental en este camino de derechos, de justicia, y de respeto a la libertad individual”, afirmó la mandataria en el Palacio de La Moneda el día que aprobó la ley. Ahora nosotros celebramos junto a todos los chilenos que ya cuentan con el respaldo legal para ser considerados familia.

El Acuerdo de Unión Civil (AUC), inicialmente llamado Acuerdo de Vida en Pareja (AVP) le da la potestad a las personas de tener prioridad para cuidar a los hijos de su pareja en caso de que él o ella fallezca, controla el régimen patrimonial, la situación hereditaria y de seguridad social.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here