El primer lunes de mayo, desde hace 20 años ha sido una fecha clave, en la que se celebra la cultura, el arte, la diversidad y la diferencia desde el vestuario.

Es uno de los eventos más icónicos del mundo de la moda: la MetGala, evento que da inicio a la exhibición de primavera del Instituto del Vestido en el Museo Metropolitano de Arte de New York. Es tal su importancia, que con los fondos recaudados año tras año se garantiza el funcionamiento de dicha institución desde 1948.

Para los amantes de la moda, éste se convierte en todo un espectáculo y derroche de creatividad, pues sus asistentes buscan, de la mano de diseñadores, encarnar sus propias versiones de la temática elegida para la exposición, Alexander McQueen: Savage Beauty en 2011; China: Through the Looking Glass en el 2015; Camp: Notes on Fashion en su edición anterior; y About Time: Fashion and Duration, que se llevaría a cabo este año pero ante la contingencia de la pandemia ha significado un alto en el camino.

Fashion and Duration celebra 150 años de historia del MET a través de una exposición que nos lleva a ver la evolución de la moda como reflejo de la sociedad y plantea retos al futuro en términos de sustentabilidad para ésta industria. Debate que se hace cada vez más relevante en estos momentos en que el confinamiento social nos ha trasladado a repensarnos y vivir nuestra cotidianidad, desde nuestras salas y usando algún dispositivo móvil como medio para conectarnos con el mundo.

¿Qué mejor, que dicha temática, para evidenciar el duro momento que atravesamos hoy y cuestionarnos sobre cuál será el papel de la moda a corto y mediano plazo?

Para nadie es un secreto que el sistema moda será una de las industrias más afectadas por el COVID-19.

Tal vez muchas empresas y marcas locales que conocemos se vean obligadas a cerrar sus tiendas físicas y trasladarse a la virtualidad. Algunas otras se transformarán y comenzarán a elaborar trajes de bioseguridad; pero, no podemos caer en la mercantilización de la pandemia.

Esto nos lleva a que todos nos replanteemos y pensemos en prendas de vestir atemporales, que respondan a las necesidades reales del consumidor y no en producir por producir; es un momento de volver a lo humano, lo esencial del vestir sin perder las alas de libertad que el vestuario nos da.

Ante este panorama, en el marco de la MetGala 2020 y haciendo un homenaje al primer lunes de mayo, la directora de la revista Vogue USA y anfitriona de la MetGala, Anna Wintour, nos muestra cómo la moda es un escenario de posibilidades que se reinventa y se adapta a los cambios sociales de cada momento histórico. No puede ser más oportuno para recordar lo que ha sido la MetGala en sus versiones pasadas que detallarlo a través de varios videos cortos en el canal oficial de youtube de la revista Vogue USA.

Su llamado es a fortalecernos desde lo común, repensarnos, volver a lo humano y a lo esencial. Es una búsqueda por un vestuario que nos haga sentir confiados y seguros, mientras exploramos lo virtual como nuestra nueva realidad.

No todo es gris, precisamente la moda tiene la capacidad de convertirse en terapia liberadora al permitirnos ser lo que queramos ser y apoderarse no solo de las calles, sino de la virtualidad y de nuestras salas en estos momentos.

El pasado 4 de mayo en Twitter cobró fuerza la tendencia #HFMetGala2020. Iniciativa desarrollada por un grupo de 11 personas que llevaron todo el espectáculo de la alfombra roja de la MetGala a la virtualidad de los trinos.

Desde allí se hizo un homenaje al evento, se remembraron los looks más icónicos de las versiones pasadas y se invitaba a sus seguidores a que dejaran volar su creatividad y mostraran sus looks para asistir a este evento. Todo esto con un mensaje pedagógico transversal de repensarse la industria de la moda hacia un panorama sustentable y dejar preguntas en el tintero muy pertinentes en estos momentos:

¿Hacia dónde vamos?

¿Cuál será nuestro papel como consumidores de moda o como productores de moda?

Recordemos, la moda es un medio de expresión y de sustento para muchos; en momentos de crisis el reconocernos a partir de las diferencias nos permitirá reinventarnos. La moda no dejará de existir, solo se tomará un respiro, para volver a emprender su vuelo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here