Como un claro gesto de tolerancia sexual, Viena, la capital austriaca sede de Eurovisión 2015, el concurso musical más importante y antiguo (cumpliendo ya 60 años) del viejo continente, cambió las imágenes de sus semáforos peatonales, por parejas del mismo sexo tomadas de la mano junto a corazones.

Eurovisión 2015

Aproximadamente 120 semáforos peatonales se convirtieron en el gesto más especial que Viena podía hacer en pro de la comunidad LGBT, durante las semifinales y la final de Eurovisión 2015, que se está llevando a cabo en la ciudad, desde el día de ayer, 19 de mayo.

Sin embargo, los semáforos no fueron sólo una buena lectura de lo sucedido durante el año pasado en Eurovisión con la victoria de Conchita Wurst como representante del mismo país; también tuvieron como misión apoyar uno de los eventos anuales benéficos europeos más exclusivos e importantes para apoyar a las víctimas del VIH/SIDA: “Life Ball 2015”, al cual asistieron personalidades como Jean Paul Gaultier, Charlize Theron y Mary J. Blige el fin de semana pasado.

Hechos como estos han logrado volcar los ojos del mundo en Viena, para que ésta nos demuestre que realmente es una ciudad de mentalidad abierta, respaldando la lucha y defensa por los derechos de la comunidad LGBT. Estas imágenes además se mantendrán hasta la semana del 16 al 21 de junio, cuando se celebrará el orgullo gay en la ciudad.
Y también han logrado llamar la atención de sus habitantes a la seguridad vial como campaña de tránsito y movilidad, para conductores y peatones.

Semáforos LGBT en Viena

La iniciativa, liderada por el partido verde, miembro de la coalición gobernante, se produjo después que Graham Norton, presentador inglés de Eurovisión, se quejara públicamente que este año, el Eurovisión sería “bastante hetero” luego de la victoria de Conchita como drag en el 2014, que produjo quejas por parte de diferentes gobernantes como el ruso Vladimir Putin, radicalmente homófobo.

Austria aún no se encuentra al mismo nivel de igualdad que muchos otros países europeos, debido a que las uniones de parejas del mismo sexo están permitidas desde el 2010, pero éstas no pueden casarse, aunque las encuestas realizadas a su población demuestran que la gran mayoría se encuentra a favor de este derecho para los homosexuales. Conchita Wurst aseguró en una entrevista con ABC que tras su paso por el concurso, “muchos austriacos entendieron lo que quiero mostrar con mi personaje escénico. Incluso algunos me dicen que gracias a mí han cambiado su opinión o punto de vista respecto a la homosexualidad” ¡Qué bien!

Este año, “Building bridges” – “Construyendo puentes”, es la razón de ser del gran concurso musical que une a todo el mundo, en torno al talento musical europeo, que ha marcado la historia tantas veces, el pasado 19 y este 21 de mayo, se realizan las dos semifinales, para presentar la gran final el próximo sábado 23 de mayo. Estos fueron los 10 países que pasaron el día de ayer: Albania, Armenia, Rusia, Rumanía, Hungría, Grecia, Estonia, Georgia, Serbia y Bélgica; quienes se unen al anfitrión Austria, el país invitado, Australia, y los países del Big Five, Alemania, Italia, España, Francia, Italia y Reino Unido (los cinco países que por ser quienes hacen la mayor contribución económica a la Unión Europea de Radiodifusión aseguran su lugar en la final).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here