La población LGBT en Estados Unidos se alarmó tras el anuncio de Mike Pence como vicepresidente en la candidatura de Trump.

¿A qué se debe el pánico? Pence favoreció el proyecto de la Ley de Restauración de Libertad Religiosa en el 2015, una medida que permitía que los dueños de negocios le negaran sus servicios al sector LGBT usando como pretexto que su religión se lo impedía.

Asimismo, Pence se ha declarado en contra del matrimonio entre las parejas del mismo sexo y ha sido persistente en presionar al gobierno para prohibirle a la población diversa servir en las fuerzas armadas del país.

Más allá de los derechos LGBT, Ari Gutiérrez, actual presidenta de Alianza Latina por la Igualdad, sostuvo en entrevista con hoylosangeles.com que otra preocupación es la falta de responsabilidad que ambos políticos puedan llegar a asumir una vez entrados al cargo.

“Dónde va a quedar la seguridad de nuestra comunidad”, dijo Gutiérrez. “Además con estos ejemplos, qué va a suceder de los niños con padres del mismo sexo y qué van a aprender las futuras generaciones”, acotó.

“Ambos han dicho querer desaparecer la ley del matrimonio entre dos personas [del mismo sexo]… eso es atrasar nuestros esfuerzos y es doloroso no poder ser respetados como los seres humanos que somos”, agregó la activista.

Gutiérrez se dirigió a las llamadas “minorías” diciendo que es importante el voto y el apoyo a los líderes locales a nivel local y estatal que aprueban la igualdad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here