Luego de casi siete años, Alba Reyes siente que le ha cumplido a su hijo al lograr, como un hecho histórico, tres sentencias contra las principales implicadas en el suicidio de Sergio Urrego.

Juez de Bogotá condenó a Amanda Azucena Castillo, exrectora del colegio Gimnasio Castillo Campestre, por sus actos en relación con el suicidio del joven Sergio Urrego, registrado el 4 de agosto de 2014, atribuido al rechazo y persecución por su orientación sexual.

Amanda Azucena Castillo Cortés, exrectora del colegio de Sergio Urrego, fue condenada por los delitos de falsa denuncia contra persona determinada y ocultamiento, y alteración o destrucción de elemento material probatorio.


Tras la solicitud de la Fiscalía y la Procuraduría General de la Nación (el pasado 27 de abril) el juez encontró culpable a Amanda Azucena Castillo, principal responsable de la persecución sistemática y agravada que sufrieron los jóvenes Danilo Pinzón y Sergio Urrego, situación que llevó a este último a quitarse la vida el 4 de agosto del 2014.

Durante el juicio, fue posible establecer la responsabilidad de la exrectora, especialmente por el testimonio de la ex pareja de Sergio, Danilo pinzón, quien, junto con sus padres, Henio Pinzón, Ivonne Andrea Cheque, fueron piezas clave para esclarecer los hechos de discriminación ocurridos en dicha institución.

En rueda de prensa, Alba Reyes afirmó que la decisión del Juez la cogió por sorpresa, sin embargo, siente en su corazón “haberle cumplido a su hijo” y que este logro histórico en Colombia está dirigido para garantizar la vida, la dignidad y el bienestar de niños y niñas diverses de todo el país. Así mismo aseguró que este fallo no es importante por la condena a la ex rectora Amanda Azucena Castillo, sino porque se constituye en un precedente para “decirle a los ámbitos educativos que tienen que educar en la pluralidad y la diversidad”.

Sin importar la condena que proferirá el juez el próximo lunes 3 de mayo, Alba Reyes asegura: “no pido condenas de cárcel. Pido una condena ejemplarizante donde ella misma -Amanda Azucena Castillo- pida disculpas por lo que le hizo a dos jóvenes, a quienes les trunco su vida a los 16 años de edad”.


Esta es la tercera condena en el caso de Sergio Urrego tras la imputación de cargos en el 2016 a Rosalía Ramírez, ex veedora del colegio Castillo Campestre y en el 2017 a Ivonne Cheque, ex psicóloga.

El fallo, sin embargo, no representa justicia ya que la defensa de la acusada puede apelar la decisión y el caso se iría a una segunda instancia al tribunal del juzgado 43 y, debido a que los términos del caso se vencen el próximo 15 de mayo, no se podría avanzar y el caso prescribirá finalmente.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here