Una casa de hospedaje para el turismo resalta entre las demás entre cientos que existen en el casco histórico de la ciudad de Santa Clara, en el centro de Cuba.

Es diferente, no sólo por su apariencia y estilo (artístico y contemporaneo), o por el trato personalizado que brindan a sus clientes: Es el primer hostal que se promociona abiertamente como “gay friendly”.

El local, es co-administrado por la joven Saily González, una villaclareña que aún no se ha terminado de graduar en la Universidad, y su amigo, un fotógrafo. Saily, tiene 25 años y ha decidido encaminarse en el mundo de los negocios, de la hotelería y el turismo, administrando “Amarillo, el primer alojamiento gay friendly de la central ciudad de Santa Clara”.

Se percató un día que el mundo gay en Santa Clara, era completamente distinto al resto del mundo,  la ciudad de Santa Clara es una ciudad bastante liberal y “mente abierta”, y decidió “invertir conocimientos adquiridos en la Habana” en pro de desarrollar un negocio exitoso.

El turismo gay me fascina. Son maravillosos clientes y buscan otras cosas. (…) El turista gay, sin embargo, viene buscando una estética diferente. Me he dado cuenta de que soy buena para darles lo que ellos quieren encontrar.

Hasta ahora Saily no conoce otro hostal abiertamente friendly. Su propósito, no solo nace de una “sana” idea, sino que al no excluir a las personas por sus preferencias sexuales se asegura poder recibir “turismo a las dos manos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here