Marieke Vervoort atleta abiertamente LGBT que compite en los Juegos Paralímpicos de este año dice que los juegos de Río serán sus últimos.

La velocista belga en silla de ruedas es una de los nueve LGBT de los Juegos Paralímpicos Río 2016. Vervoort quien ganó una medalla de oro y otra de plata en Londres, sufre una enfermedad degenerativa de la médula; una enfermedad incurable.

La deportista se ha confinado a una silla de ruedas desde 2000 y dice que su condición ha crecido y es muy dolorosa, tanto que está considerando la eutanasia con el fin de poner fin a su sufrimiento:

Voy a dejar mi carrera después de Río. Luego veremos lo que trae la vida para mí… Río es mi último deseo. Todo el mundo me ve reír con mi medalla de oro, pero nadie ve el lado oscuro. Sufro mucho, a veces duermo sólo diez minutos por noche y todavía voy por el oro

En julio la atleta registró un diario en línea en el que reveló los efectos de su estado, que ha empeorado rápidamente:

Afortunadamente he tenido una mejor noche a pesar de que tenía un momento de crisis durante unos 45 minutos… Mi cuerpo está simplemente agotado. Dejó que la enfermera me de una inyección de morfina.

Vervoort también ha compartido planes para su funeral, que se espera sea una celebración de sus logros más bien una ocasión triste. “Quiero que todos tengan una copa de champán en la mano, y un pensamiento para mí”, dice la deportista.

La eutanasia fue legalizada en Bélgica en 2002 y puede tener lugar con el consentimiento escrito de tres médicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here