El aspirante a la presidencia de Estados Unidos, Ben Carson, hizo una comparación del matrimonio gay que fácilmente es de las más insólitas.

Cada vez que un político, religioso o figura pública recurre a comparaciones absurdas de la homosexualidad para degradarnos terminamos escribiendo lo mismo, pero es que lo que siempre logran es superar el nivel de ridiculez de sus antecesores.

Esta vez el candidato por el partido republicano Ben Carson comparó al matrimonio igualitario con sillas de automóviles hechas para bebés siameses.

En su libro “Una unión más perfecta”, el ex neurocirujano escribió:

Las leyes y las regulaciones deberían diseñarse para las situaciones normales mientras que proveen mecanismos especiales para la creación de excepciones en situaciones anormales. Cambiar la ley que gobierna una situación normal en orden para acomodarla a una situación anormal es como exigir que las sillas de los autos estuvieran diseñadas para acomodar siameses igual que niños anatómicamente normales.

Y continúa: “Por ejemplo, la mayoría de las personas son heterosexuales, y cambiar la definición de matrimonio para acomodarse a esos de afuera es innecesariamente complicado”.

Estas declaraciones no deberían sorprender sabiendo que previamente dijo que si se estudian las dinámicas de la prisión se podía comprobar que ser gay era una “elección” y que el matrimonio igualitario es un complot marxista.

Lo que sí sorprende es que de los 15 políticos compitiendo por la nominación del partido Republicano, Ben Carson vaya de segundo, justo después de Donald Trump.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here