Definitivamente en el universo de Grindr cualquier cosa puede suceder.

Stephen Dunn creó para Dirty Book un cortometraje animado sobre Grindr. Una historia basada en la vida real de cómo se encontró accidentalmente con su hermano en la popular aplicación de encuentros casuales. ¿Caóticamente gracioso?

El narrador comienza el cuento diciendo que se encontraba en Nueva York por razones laborales, y no conocía a nadie. Así pues, se decidió a abrir Grindr y vio que alguien con muy buen cuerpo estaba cerca de él. Tan cerca que probablemente se encontraba en el mismo hotel. Naturalmente, como probablemente cualquier de nosotros hubiera hecho, empezaron a hablar.

Rápidamente la conversación se fue tornando cada vez más caliente y llegó la tan esperada dick pic. Al verla, el narrador cuenta -y dibuja- lo hermosa que era. Así que nada mejor que seguir hablando, pero a la hora de ver una segunda foto se dio cuenta que ese miembro se le hacía familiar. Finalmente en la tercera fotografía reconoció la pared de su baño. ¿!ué estaba pasando?

Sin más espera decidió pedirle una foto de su cara, la cual se demoró un poco y le reveló una realidad que no se hubiese imaginado: estaba hablando con su hermano gemelo.

Mira el video a continuación:

Sí, definitivamente los aplicativos como Grindr se prestan para muchas cosas. Detrás de una foto de cuerpo sin rostro puede estar cualquier persona, hasta tu hermano gemelo.

El narrador cuenta al final de la historia que después del incidente cerró su perfil y no ha vuelto a usar Grindr desde entonces.

¿Te ha pasado algo parecido? ¿Tienes historias graciosas de Grindr que quieras compartir con nosotros?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here