En una rueda de prensa, representantes de Officeliquor desmintieron la denuncia sobre el ataque homofóbico que se presentó en sus instalaciones el pasado fin de semana.

A raíz de la denuncia publicada en Facebook por Felipe Cárdenas, el lunes 5 de octubre las redes sociales se llenaron de comentarios de repudio y crítica hacia el bar llamado Officeliquor ubicado en el Parque Lleras de la ciudad de Medellín, en Colombia; donde al parecer se había presentado un fuerte ataque homofóbico el pasado fin de semana.

Para el martes 6 de octubre la publicación había sumado más de 200 compartidos y los medios nacionales empezaron a difundir la historia. En egoCity reiteramos nuestra posición de denunciar e informar a la opinión pública sobre todos aquellos actos de discriminación y de violencia contra cualquiera de los integrantes de la población LGBT, y por ello decidimos informar sobre los hechos, acudiendo al deber de ser imparciales y buscar, ante todo, la verdad de los acontecimientos tal como lo expresamos en nuestro artículo:  Bar colombiano protagoniza presunto acto homofóbico.

No obstante, en aras de conocer a profundidad los hechos, egoCity ha tratado de comunicarse con los implicados. Sin embargo, después de intentar contactar en reiteradas ocasiones a la pareja de jóvenes que denuncian el caso de homofobia, nos hemos encontrado con la respuesta que no se encuentran disponibles para hablar.

Por su parte, el bar publicó un comunicado y convocó a una rueda de prensa para exponer las grabaciones de esa noche y dar su versión de lo sucedido. En dicha reunión con los medios, Andrés Aguirre, comunicador del establecimiento, afirma que la historia que circula en redes no concuerda con la realidad. “Por eso no nos preocupan las implicaciones legales, sino la fama que se le está creando al bar”, afirmó.

Según los voceros del establecimiento, efectivamente le pidieron a la pareja que se retirara del lugar, pero no por tratarse de una pareja homosexual. Las imágenes permiten ver cómo la pareja de jóvenes tuvieron permanentes manifestaciones de afecto sin ser interrumpidos, señalados o expulsados del lugar. Las cámaras de seguridad, permiten observar que en el momento en que ellos estaban pagando la cuenta -cuando empieza la denuncia- otro cliente en alto estado de alicoramiento entró al baño y a golpes destrozó el lavamanos, razón por la cual se estaba inundando el lugar y le pidieron a la pareja que se fuera para ellos arreglar la situación.

Teniendo en cuenta que el video no tiene audio, no es posible confirmar el tipo de conversación sostenida entre la pareja y el personal del lugar, sin embargo, las imágenes coinciden con las afirmaciones del vocero de OfficeLiquor, quien asegura que los jóvenes estaban en alto estado de alicoramiento y habían comenzado una discusión con otros clientes y empleados del bar, motivo por el cual dos agentes de la policía le solicitan a la pareja que abandone el establecimiento.

OfficeLiquor, sin embargo, reconoce que al salir del bar la pareja de jóvenes fue golpeada, pero no por parte del personal del bar, ya que como señala en su comunicado, estos “tienen prohibida la salida del establecimiento hasta la hora del cierre de caja”. Esto se comprueba con la grabación.

En conclusión, y frente a la negativa de la pareja de jóvenes a hablar sobre los hechos y a la disposición del establecimiento a aclarar los mismos, nos surge una pregunta ¿Es este un caso de homofobia, o una pelea por exceso de copas?

EgoCity ratifica el deseo de generar espacios que le aporten a la consolidación de una cultura incluyente y fundamentada en los principios de respeto, convivencia e igualdad, libre de los prejuicios y encasillamientos que impiden el desarrollo de la libre personalidad sin distinción de raza, credo, condición social o identidad sexual y de género.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here