Todavía hay quien cree que dos hombres, o dos mujeres, no pueden formar una familia. Para ellos va dedicado, especialmente, este post. Si después de leer esta historia y ver la foto siguen dudando del amor de un homosexual hacia un hijo, entonces es que por sus venas no corre ni una pizca de sangre.

La pareja de la foto son BJ Barone y Frankie Nelson, y el instante, capturado por la fotógrafa Lindsay Foster, retrata el mismo momento en el que conocieron a su hijo recién nacido. Una foto que nos deja sin palabras.

Dice Lindsay que Bj y Frankie son una pareja de hombres compasivos que han querido experimentar todas las emociones que sienten los nuevos padres. Y confiesa que no pudo evitar llorar al tomar la fotografía al ver la emoción y sentimiento de estos nuevos padres.

Bj y Frankie aparecen en la foto sin camiseta porque sabían que el contacto piel a piel beneficia a los recién nacidos.

La pareja ha manifestado que han vivido un momento increíble, lleno de amor, al tiempo que han explicado que Milo, el bebé, crecerá conociendo todo tipo de familias y personas, incluídas aquellas que son intolerantes.

Y lanzan un último mensaje: «El amor no tiene color, ni género ni preferencia sexual. El amor es incondicional».

Se da la casualidad, que Milo nació mientras se celebraba el World Pride.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here