La historia de Alan Turing es tan fascinante como trágica. Un hombre que dio su vida y dignidad a favor de la ciencia.

Alan Turing fue el matemático, científico de la computación, criptógrafo, maratoniano, corredor de ultradistancia capaz de enfrentar a la fuerza Nazi con inteligencia… Inteligencia artificial.

Alan Turing

Durante toda su vida Turing se dedicó a la concepción de la ciencia de la computación. Gracias a su trabajo analizando la maquina Enigma, la cual cifraba en códigos los mensajes que se enviaban entre los Nazis desde los submarinos en la Segunda Guerra Mundial, se presume que dicha guerra acortó su duración en un periodo de dos a cuatro años.

Y es que gracias a sus investigaciones y las pruebas que diseñó, hemos logrado avanzar hasta la tecnología actual. Uno de esos ejemplos es el Test de Turing, que se trata de un test en código binario que permitió saber si una maquina puede pensar, ya a partir de esas investigaciones conocemos lo que hoy en día tenemos en nuestros celulares, cámaras de fotografía, aplicaciones y robótica. No por nada se ganó el título del padre de la Informática moderna.

Alan TuringPero su legado va más allá. En el año de 1952, después de haber dado tanto para ganar la guerra, aportar a las ciencias matemáticas y construir las primeras máquinas en la Universidad de Mánchester, Alan Turing fue procesado por homosexualidad, imputándole los cargos de “indecencia grave y perversión sexual”, al igual que al escritor Oscar Wilde.

Él tuvo dos opciones, purgar su pena en la cárcel o someterse a la castración química. Decidido a optar por la segunda opción, ya que eso le permitiría estar en casa y seguir trabajando en sus estudios, tal como lo relata la película “El Código Enigma”, protagonizada por Benedict Cumberbatch.

Después de dos años de pena, falleció por intoxicación a causa de cianuro, y es que como si se tratase de una historia digna de cuento de hadas, murió al comer una manzana empapada en veneno. En un principio las autoridades indicaron que fue suicidio, su madre siempre sospechó que no fue así.

Tuvieron que pasar más de 50 años para que la sociedad reconociera los grandes aportes que un homosexual le dio a la ciencia y a la historia de la humanidad. La Association for Computing Machinery otorga anualmente el Premio Turing a aquellos aportes que contribuyen a las ciencias computacionales y es considerado como el Premio Noble de la informática. Desde el 2014 Google patrocina dicho evento.

Pero el más reciente homenaje que se le ha concedido a este héroe de guerra se dio este año, al darse a conocer que Alan Turing será el nuevo rostro del billete de 50 libras en el Reino Unido, así lo dio a conocer el pasado lunes 15 de julio, el Banco de Inglaterra.

El banco realizó un proceso de selección donde en su primera etapa se alcanzaron a llegar a las 227.299 nominaciones, durante el proceso de la selección de la imagen de los nuevos billetes, la lista llego a un numero de 12 candidatos, en donde hubo nombres como el de Stephen Hawking y la astrónoma Caroline Herschel. Los nuevos billetes estarán circulando en el Reino Unido a partir del 2.021.

¿Habrá algún personaje LGBTI que homenajear de esa forma en América Latina?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here