Una serie de pantallazos publicados por Queerty el pasado lunes 18 de mayo dejaron al reverendo Matthew Makela, exrepresentante de la iglesia y escuela luterana San John muy mal parado frente a su institución y sus declaraciones homofóbicas y transfóbicas.

La fuente, quien pidió reservar su identidad, le envió las imágenes al portal donde queda en evidencia que a pesar que el reverendo promulgaba el rechazo a las relaciones entre personas del mismo sexo, usaba la aplicación Grindr para buscar encuentros casuales con hombres. Queerty habló con el implicado, quien aceptó la autenticidad de los pantallazos, pero se negó a dar declaraciones más allá de su renuncia a la iglesia.

Imágenes fuente Queerty:

matthew makela, exrepresentante de la iglesia y escuela luterana san john en grindr

matthew makela, exrepresentante de la iglesia y escuela luterana san john en grindr

matthew makela, exrepresentante de la iglesia y escuela luterana san john en grindr

En las imágenes se puede ver que Makela aseguraba ser un hombre que tenía novia, por la cual no podía concretar encuentros en la tarde o la noche, que tenía dos hijos, que era activo y le gustaban los besos, desnudos en cama. Muy diferente al religioso, casado, padre de cinco, que promulgaba el odio por la comunidad LGBT.

Entre sus declaraciones previas al escándalo, publicadas en su Facebook, el pastor llegó a comparar la homosexualidad con el alcoholismo. “Nosotros no le decimos a una persona que nació con la tendencia a abusar del alcohol que se entregue a sus deseos internos porque no lo puede evitar. Tratamos de ayudarlo con su lucha” escribió.

Pero sus acciones no terminaron ahí. La WNEM entrevistó a Tyler Kish y a su madre Jennifer Kish, quienes en el pasado habían recurrido a Makela por consejos cuando Tyler estaba confundido por su sexualidad. La respuesta del religioso fue cruda: “Si igual vas a ir al infierno por ser homosexual, pues que de una vez mejor se suicidaba”.

Frente a la comunidad trans, el reverendo publicó el pasado 7 de marzo un estado en el que cuestionaba a los establecimientos y autoridades que permitían que las mujeres trans entraran a los baños femeninos: “¿Cómo pueden los dueños de los negocios y las autoridades probar cuál sí es un hombre que se identifica como mujer, y cuál es un hombre que quiere abusar de mujeres y niñas en los baños?”.

Después de que la noticia se filtrara, el pastor Daniel Kempin, de la misma iglesia, publicó una carta informando la renuncia de Makela, pero criticando a quienes compartieron el escándalo “empeorando su dolor y el de su familia”. Increíble, ¿no?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here