Luego de 12 años de la cura de Timothy Ray Brown, ahora aparecen dos nuevos casos de posible cura del VIH en pacientes de Londres y Düsseldorf.

De acuerdo a los estudios realizados por científicos del Imperial College y  la University College en Londres, publicados en la revista de ciencia “Nature”, el pasado martes 5 de marzo se dieron a conocer los resultados positivos de un paciente de VIH que aparentemente ha sido curado del virus. Sin embargo, los resultados finales se publicaron en la Conferencia Anual de Retrovirus e Infecciones Oportunistas en Seattle.

El “paciente de Londres”, como se le llama para proteger su privacidad, fue diagnosticado con VIH en el 2003 y en el 2012 con un linfoma de Hodgkin, el cual para su tratamiento requirió un trasplante de células madre por parte de un donante que posee una mutación catalogada CCR5 Delta 32, una variante genética que hace a quienes la poseen inmunes a diversas infecciones como el VIH.

Más allá de algunos pequeños efectos secundarios, el “paciente de Londres”, posterior al trasplante, continuó con antirretrovirales durante los siguientes dieciséis meses, hasta el punto que junto al equipo médico que acompañó su proceso, decidieron detener el tratamiento, dando como resultado en las siguientes pruebas una carga viral indetectable en la sangre, hasta el transcurso de hoy.

Sin embargo, hasta no evaluarse a nivel internacional, este proceso al igual que el inicial, con Brown, anteriormente llamado “paciente de Berlín”, son posible curas pero no tratamientos efectivamente creados directamente contra el VIH, sino efectos colaterales positivos de procedimientos contra el cáncer.

A la vez que se hizo popular el procedimiento realizado con el “paciente de Londres”, investigadores del Centro Médico Universitario de Utretch y la Universidad de Witwatersrand, Johannesburgo, dieron a conocer el caso del “paciente de Düsseldorf”, quien podría ser el tercer sujeto en curarse de VIH, también perteneciente al programa IciStem (Colaboración Internacional para guiar e investigar el potencial de curación del VIH mediante el Trasplante de Células Madre).

Como los anteriores dos pacientes, el procedimiento por el cual posiblemente se alcanzaría la cura del VIH en este tercer sujeto, se debe a un tratamiento contra el cáncer que incluye el trasplante por parte de un donante con la mutación CCR5 Delta 32. Aunque, sigue sin determinarse que ésta sea una cura al virus, ya que se cuentan con pocas pruebas determinantes.

Lo que sí tenemos claro es que el horizonte va cambiando para divisar un futuro donde la historia del VIH cambia radicalmente a mediano y largo plazo. Esperemos que la ciencia siga avanzando mientras tomamos conciencia del virus y desmitificamos a quienes viven con él.

Conoce sus rostros a través de nuestra nueva sección en la web y versión impresa de la mano de Miguel: ROJO

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here