Así lo revela un estudio realizado por la Fundación Iguales y la Consultora de Gestión Social en Chile. Según la encuesta, ocho de cada diez personas LGBT ocultan su sexualidad ante jefes y compañeros de trabajo por miedo a perder sus empleos y a la discriminación que puede generarse.

Con el sondeo realizado desde el pasado 23 de septiembre al 5 de octubre del 2015, la cifra tiende a subir hasta un 80% debido a que el ambiente laboral es considerado un lugar para desarrollar habilidades profesionales donde aparentemente no encaja aún la aceptación de las diferentes identidades sexuales y de género que vivimos en la actualidad “no es el lugar donde la población LGBT sienta comodidad absoluta para mostrarse tal cual son”.

El estudio demuestra que muchas de las personas encuestadas optan por ocultar su identidad sexual sin levantar sospecha alguna, incluso en los eventos sociales de las compañías para las cuales trabajan: “Había eventos de la empresa para ir con la pareja y yo inventaba que no estaba pololeando para que nadie me preguntara nada“, expone una de las encuestadas que se reconoce como lesbiana; esta es una de las excusas a las que se ven obligados en este tipo de situaciones.

De acuerdo a los participantes el estudio reflejó que el 45% de las personas consideran su trabajo como un lugar único y exclusivamente para ganar dinero y el 19% el lugar donde pueden encontar amigos. El 76% considera que se pueden realizar profesionalmente, cifra que tiende a disminuir aún más en la población trans (63,6%).

También se pudo observar que el 50,4% de los encuestados creen que les resulta “difícil” encontrar un buen empleo en Chile debido a su identidad sexual, cifra que tiende a aumentar en el caso de las personas trans (65,8%).
Entre las personas que atribuyen su motivo de despido a su orientación sexual o de género ocupan un lugar en el estudio del 15%.

“Es lamentable que en el siglo XXI, cuando el Estado ya reconoce a las parejas del mismo sexo como familias, la enorme mayoría de las personas LGBT tengan que esconder su identidad sexual o de género en el trabajo. Las empresas tienen que hacer un mayor esfuerzo en crear ambientes laborales inclusivos” Luis Larraín, Presidente Ejecutivo de la Fundación Iguales

Los cargos más comunes que suelen desempeñar las personas LGBT en Chile son: 73,5% dicen no tener personal a su cargo, el 14,2% se ubican en los cargos gerenciales, directivos o de jefaturas; y un 10% como supervisores.

Este estudio fue un compendio de 36 preguntas que fue diligenciado en su totalidad por 4.262 personas ubicadas en Santiago de Chile (67,6% y el 32,4% de otras regiones). Donde 53% se identificaron como gays, el 22,7% como lesbianas, 16,3% como bisexuales y 7,2% como trans.

“El clóset dentro de las empresas no puede seguir cerrado. Se debiera buscar y propiciar que cada individuo que compone una organización pueda desplegar sus capacidades y su ser de forma íntegra sin temor a la discriminación”, afirmó Juan Pedro Pinochet, Gerente de Consultora Gestión Social.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here