Actualmente con 21 años de edad, esta luchadora brasileña ha podido alcanzar reconocimiento como la primera luchadora trans en enfrentarse a un hombre cisgénero en la modalidad de artes marciales mixtas.

Para Anne Veriato, debido a su identidad de género, no ha sido fácil el proceso de crecimiento dentro de su carrera deportiva, pues las constantes críticas y prejuicios siempre la han perseguido.

Comenzó a asistir desde joven a un gimnasio de Jiu Jitsu donde, asegura que Fue un poco difícil para la gente acostumbrarse en el gimnasio con respecto a su cambio de sexo, detallando que “Me salí del gimnasio por un tiempo y, cuando volví, nadie me reconoció. Todo está bien ahora porque ya estaban acostumbrados, pero fue diferente en los torneos”

Este tipo de situación son frecuentes y es principalmente lo que le ha traído constantes problemas, como lo son los re procesos en la documentación previa a cada pelea a la hora de figurar en el registro.

Pese a su cambio de sexo, durante su carrera en la lucha, nunca se ha enfrentado a una mujer, explicando a los medios de la MMA Figthing “Jamás se me pasó por la cabeza pelear contra mujeres, porque creo que soy demasiado buena… Creo que no sería justo que combatiese contra mujeres”. Por otro lado no desestima el gran orgullo que le representa ser ella misma y poder hacer lo que le apasiona alcanzando con ello tantos logros.

Trans
FOTO: lafolkloricadepieres.com

Tras 7 años de luchar contra hombres en la modalidad del Jiu Jitsu, y aunque muchos rechazan el encuentro que tendrá contra el luchador Rilson Paixao, programado para el 10 de marzo en la MMA en modalidad de Artes Marciales Mixtas, Anne se ha podido constituir como una luchadora de grandes triunfos y asegura que ese mismo rechazo que construyen alrededor de su imagen deportiva, es por el contrario el motivo que le obliga a exigir siempre el doble de sí misma, y así ganar su lugar en el mundo de la lucha.

“Sé que muchos tratarán esta pelea con prejuicios. Muchas personas me apoyan desde que conocen mi historia… pero algunos todavía no me respetan”, apuntó Anne, quien conquistó varias competencias de Jiu Jitsu en la categoría masculina.

Este hecho seguramente hará historia por sí solo y traerá consigo un gran llamado de atención al mundo del deporte en general. Su carrera por otro lado traerá consigo muchos más logros, como también será ésta misma la que le de fuerza para derribar los tabúes y prejuicios acerca de la transexualidad que aún se aviva en el deporte y en muchos otros contextos sociales.