“No es de ganar batallas por genitalidad -una pelea de penes o vaginas- esto no son peleas de ese estilo. Queridos hermanos y hermanas, homosexuales y lesbianas, la Iglesia los ama y somos pastores de muchos de ustedes”.

En el marco de uno de los foros sobre adopción igualitaria organizado por la Fundación Buen Gobierno sobre los derechos de la comunidad LGBT, el presidente de la comisión de Vida de la Conferencia Episcopal, monseñor Juan Vicente Córdoba, en voz de la Iglesia Católica colombiana, habló acerca de la relación del clérico con los homosexuales.

“No porque se es homosexual, se es pecador”, afirmó, “esa condición no es la marca del pecado. Ser homosexual no es ni bueno, ni malo; ni enfermo, ni sano”.

De igual manera, aunque aceptó que el pecado no es inherente a la condición de homosexualidad, reafirmó la oposición de la iglesia frente al matrimonio y la adopción igualitaria en Colombia.

“No nos oponemos a que hombres o mujeres homosexuales vivan juntos y que se amen pero en la Iglesia a eso no lo llamamos matrimonio, ni familia (…) el matrimonio es un encargo de amor para generar vida, así lo dispuso Dios desde el principio y eso solo se puede entre hombre y mujer”, agregó.

En cuanto a la adopción, monseñor señaló que “no les obligaremos a los menores a crecer entre una pareja de homosexuales porque al entrar en la adolescencia el niño puede decir a mí me hubiera gustado crecer con un papá y una mamá”.

En el foro, además, el Gobierno reiteró su apoyo a la defensa de los derechos de la comunidad LGBT.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here