San Sebastián, o el ‘Apolo Cristiano’, como lo llaman desde la época del Renacimiento, es un santo venerado por la Iglesia Católica, que gracias a sus representaciones artísticas se convirtió en un icono gay. El 20 de enero se celebra su día, más conocido como los Santos Mártires.

Fue un soldado del ejército romano y nombrado jefe de la primera cohorte de la guardia pretoriana imperial por el emperador Diocleciano, quien no sabía que era cristiano; cuando fue descubierto por el emperador Maximiano, al no renunciar a su fé fue condenado a morir desnudo en el estado bajo una lluvia de saetas, a la cual sobrevivió, y luego sentenciado a ser azotado hasta morir, lo cual sí acabo con su vida a los 32 años de edad.

Las ilustraciones de la muerte de San Sebastián se tornaron un ícono gay, aunque poco o nada se sabe sobre su vida personal y amorosa, debido al gran atractivo físico con el cual tradicionalmente ha sido pintado, a la vez que las obras en las cuales aparece, contienen una fuerte mezcla de placer y dolor, que algunos atribuyen como simbolismo referente al sado-masoquismo, cuando el dolor que siente al ser penetrado por las flechas, se combina con el placer de defender sus convicciones.

Desde el siglo XIX, diferentes artistas se han basado sus obras en la iconografía de este santo, llamado también el ‘Patrón de los Homosexuales’. Para celebrar su día, les presentamos unas de sus representaciones más famosas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here