Sin importar los esfuerzos mundiales en pro de la defensa de la diversidad, y las constantes ganancias y pérdidas en la lucha por derechos como el matrimonio y la adopción igualitaria, Colombia cuenta con un grupo de líderes políticos y de opinión que arremeten constantemente contra la población LGBT, poniendo su moral religiosa y conservadora por encima de una concepción más incluyente de las diferentes orientaciones sexuales e identidades de género.

Aunque el país acaba de aprobar la adopción igualitaria, tiene leyes antidiscriminación y cuenta con una especie de unión civil que funciona como alternativa al matrimonio mientras terminan de legislar sobre este derecho, estas personas lideran campañas de odio sustentadas en intereses personales que llegan al punto del insulto y el constante ataque a nuestra comunidad

Aquí les presentamos el top 5 de los homofóbicos en Colombia:

 

5. Roberto Gerlein, Senador de la República

Senador Roberto Gerlein declara en contra de los homosexuales

El senador Roberto Gerlein, con 76 años y quien ha estado en el Congreso por más de 41 años (el miembro más antiguo), se ganó un puesto eterno en todos los conteos de los personajes homofóbicos en Colombia, desde que en abril de 2013, en una plenaria del Senado, para mostrar su posición en contra del matrimonio igualitario dijo: “No comparto, ni aplaudo, ni deseo el sexo escatológico (conjunto de expresiones, imágenes o alusiones relacionadas con los excrementos). A mí me parece que el sexo escatológico es un sexo inane, incapaz de generar vida, un sexo que se practica casi que con fines recreativos”. Más adelante en su misma intervención reiteró el mismo término ofensivo: “El sexo escatológico que va implícito en el matrimonio gay para mi carece de importancia, no justifica y descalifica el proyecto en análisis”. Pero aquí no terminó, antes de cerrar su declaración acusó a un “lobby gay” de querer manipular la “voluntad” del Congreso.

Además, este 2015 remató apareciendo en el programa de televisión “Descárate Sin Evadir” del Canal RCN, diciendo que la homosexualidad era un problema de genes, una conducta atípica y una diferencia complicada de administrar, insinuando que “los gays” son infinitamente agresivos en la calle y volviendo a llamar al sexo entre hombres como un tema sin significado y el sexo entre mujeres como algo sin importancia, donde resalta que ambos tienen una fisiología diferente, lo que convierte aceptable para el senador las relaciones sexuales lésbicas.

 

4. Álvaro Uribe Vélez, expresidente y actual Senador de la República

Álvaro Uribe Vélez, expresidente y actual Senador de la República

Si bien Álvaro Uribe Vélez, como bien se sabe, nunca se ha mostrado como un político que apoya la diversidad sexual y de género, al igual que sus fieles seguidores, pero como tal su puesto en este top se lo ganó por el comentario que hizo en su cuenta de Twitter en el momento en que la adopción igualitaria fue legalizada por la Corte Constitucional colombiana. El exmandatario escribió lo siguiente: “El mal ejemplo al niño puede crear como normal una tendencia anormal a la promiscuidad”.

 

3. Javier Suárez, representante de la Fundación Marido y Mujer

Javier Suárez, representante de la Fundación Marido y Mujer

En septiembre de 2013, Javier Suárez, representante de la llamada Fundación Marido y Mujer interpuso una acción de tutela por la ejecución del primer matrimonio homosexual en Colombia. “¿Por qué los jueces van a crear un contrato innominado, una ley que no existe? Están configurando el delito de prevaricato con acción cada vez que un juez decida denominar matrimonio a un homosexual, porque hasta el momento esa opción jurídicamente no existe”, manifestó Suárez. Desde su inicio, el propósito de esta ONG ha sido perseguir jurídicamente a los notarios y jueces que casen parejas del mismo sexo.

Sin embargo, aunque Suárez Pascagaza dice que su lucha es un tema que no tiene vínculo con la religión, hizo parte de Comunidad de Jesús hasta el 2006, ya que luego, según sus compañeros, fue rechazado de la comunidad de jesuitas, entre otras comunidades religiosas en las que intentó ingresar; además su organización se ha puesto en duda constantemente y es considerada “una payasada”, ya que aparentemente él es la única persona que trabaja en ella.

 

2. Viviane Morales, Senadora de la República.

Viviane Morales, Senadora de la República

Actualmente Morales, cristiana evangélica y Senadora particularmente del Partido Liberal, es la opositora más grande de la adopción igualitaria en Colombia. Fue una de las representantes a la Cámara que en 1996 votó por la absolución de Ernesto Samper en el “Proceso 8.000” y ella misma tumbó la investigación de la Corte contra este acto de corrupción; en su primer matrimonio con un pastor tuvo dos hijas y un hijo, luego su segundo matrimonio fue con el condenado Carlos Alonso Lucio, quien según investigaciones de El Espectador asesoró grupos paramilitares en la administración de Uribe y se convirtió también al cristianismo.

Con su campaña “Firme con papá y mamá”, la política insiste en implementar un referendo con el que dice estar segura que tumbaría dicha Ley en el país. En un video que publicó para promover la medida, arguye que supuestos “estudios realizados en el exterior” demostraron que los niños criados por parejas homoparentales tienen problemas de autoestima, estrés, inseguridad con respecto a su vida en pareja, “trastornos de identidad sexual”, perciben menos logros educativos, sufren alguna forma de acoso sexual por parte de sus padres y son ocho veces más propensos a ser homosexuales ¿Si será?

 

1. Alejandro Ordoñez, Procurador General de la Nación

Alejandro Ordoñez, Procurador General de la Nación

El Procurador General, Alejandro Ordóñez Maldonado es, sin duda, el número 1 de los líderes homofóbicos en Colombia desde su postura ultraconsevadora, perteneciente desde muy joven a la fraternidad sacerdotal San Pío X o Sociedad Lefebvrista, quienes promueven lo más conservador de la iglesia católica (Su líder fue excomulgado luego de su muerte en 1998), con quienes realizó en Bucaramanga una quema de publicaciones “pornográficas y corruptas” hace 37 años un 13 de mayo; también niega el holocausto judío de la Segunda Guerra Mundial y no da aclaraciones sobre el tema; y ha sido además tildado de misógino y racista, de acuerdo a su creencias religiosas.

Desde su cargo, y con todo el poder que le ha conferido su designación como uno de los funcionarios públicos con mayor influencia en el país, ha llevado a cabo una cacería sin cuartel en contra de todo proyecto, acción o iniciativa que propenda por la instauración de la igualdad y la equidad de las personas LGBT.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here