En Caracas, Venezuela, capturaron al hombre que usaba Grindr para contactar y robar a sus víctimas. Acorde con fuentes oficiales suma más de 100 víctimas.

Después de años de investigación el Cicpc capturó el pasado 29 de octubre a Mario Antonio Modesti Cañizalez en Caracas, Venezuela, quien se hacía pasar por usuario de Grindr para buscar hombres adinerados y robarlos en sus propios hogares. Según información de la policía, el hombre suma más de 30 denuncias y un estimado de 100 víctimas.

Durante más de tres años su modus operandi era el siguiente: Modesti los contactaba por el aplicativo y los invitaba a salir a restaurantes o discotecas costosas de la ciudad. Cuando estaba seguro del poder adquisitivo de sus posibles víctimas, las convencía de ir a sus hogares a tener relaciones sexuales. Una vez allí, les suministraba una droga todavía desconocida que los dejaba inconscientes y así proceder al robo.

Modesti contaba con la ayuda de su hermano y un amigo, quienes lo recogían y le ayudaban a llevarse las pertenencias robadas. Su novia también está siendo investigada por el Cicpc, ya que una fuente extraoficial la señaló como cómplice.

“Más de 30 denuncias de robos cometidos por Modesti fueron procesadas en subdelegaciones del Cicpc – aunque sospechamos que hay más de 100 casos, pero los agraviados no denuncian porque piensan que por su condición sexual la policía no va a colaborar con ellos. Es importante que los ciudadanos sepan que el Cicpc no le presta atención a sus preferencias sexuales”, señaló una fuente policial.

El medio Runrunes intentó contactar usuarios de Grindr de Caracas y uno de ellos les dijo que una víctima empezó a pasar la fotografía de Modesti por medio de WhatsApp para que la gente estuviera alerta.

Aunque el hombre usaba un nombre falso en su perfil, los investigadores dieron con su verdadera identidad y al buscarlo en el Sistema Integrado de Investigación Policial (Sipol), confirmaron que tenía antecedentes por robo desde el 17 de marzo de 2008. Actualmente, Modesti se encuentra en la subdelegación del Cicpc en Santa Mónica, a la espera de su traslado a la cárcel del Rodeo III.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here