Esta innovadora vacuna comenzará la Etapa I de pruebas en humanos, en octubre de 2015.

Después de 15 años de investigación una vacuna pasó finalmente a la Etapa I de pruebas en humanos. El equipo de científicos del Instituto de Virología Humana de la Universidad de Maryland, liderado por el doctor Robert Gallo está listo para probar esta fórmula que ataca el VIH en el momento de la infección.

Gallo es el académico que en 1984 comprobó que el VIH causa SIDA y posteriormente desarrolló el primer examen de sangre para detectar la presencia del virus en un paciente. Ahora comenzará esta nueva fase con un capital de 24.3 millones de dólares donados por la Fundación de BIll y Melissa Gates y del Programa de Investigación del VIH del Ejército de los Estados Unidos.

La mayor dificultad para combatir el VIH es su gran variedad de cepas, por lo que los científicos no han podido encontrar una vacuna o cura que aplique en todos los casos. Pero ésta se diferencia de los demás prototipos al atacar una proteína llamada gp120 que se presentan en todas sus cepas. Proteína que, aunque el virus logra esconder a manera de defensa, se exponen en el momento de la infección.

Nuestra vacuna candidata para el VIH/SIDA está diseñada para vendarse al virus en el momento de la infección, momento en el cual se pueden neutralizar muchas de las diferentes cepas de VIH encontradas alrededor del mundo”, aseguró Gallo al Baltimore Sun. “Creemos que este mecanismo es un gran prerrequisito para una vacuna preventiva efectiva contra el VIH”.

Los investigadores comenzaron los estudios de esta vacuna hace casi dos décadas y acorde con Gallo los resultados en las pruebas con animales son positivos. “Los resultados en monos son interesantes, pero no son perfectos”, afirmó el doctor el pasado 8 de octubre en un evento convocado por el Instituto para anunciar el paso a las pruebas humanas. “Pero si seguimos usando monos nunca vamos a llegar a ningún lado. Necesitamos la respuesta humana”.

Para que una vacuna sea aprobada por la FDA (Food and Drugs Administration) debe pasar por cuatro etapas de pruebas humanas.

La primera examina la seguridad del producto en hasta 100 candidatos por dos años. La Etapa II, debe tener cientos de voluntarios. Más adelante, la Etapa IIB debe verificar su eficacia en miles de pacientes considerados en riesgo y debe sumar más de dos años de observación con la fase anterior. Por último la Etapa III prueba si la vacuna funciona en por lo menos 10.000 individuos en riesgo y monitorear su reacción por cuatro años más.

Por ahora, el Instituto la estudiará en 60 individuos de los cuales 20 recibirán la droga. “¿Fue una falta de valentía?”, se pregunta el doctor Gallo. “Seguro. Queríamos más y más respuestas antes de recurrir a las personas”.

En definitiva es un anuncio que muchas personas han esperado por años y en el momento que finalmente llegue será una excelente noticia, pero aún así esta sea la vacuna que combatirá el VIH, sabemos que todavía falta mucho tiempo antes de que pueda darse al público.

“¿Puedo prometer el éxito absoluto? No”, concluye. “¿Espero que lleve a una serie de avances en el campo? Sí. Y pienso que va a llevar a algunos avances”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here