Andrew Christian nunca para de sorprendernos. Está de vuelta y a punto de causar una sobrecarga de sensualidad. Estos muchachos encarnan la obsesión, la lujuria y el deseo rematados solamente por el brillo propio.

Les compartimos el video y algunas fotografías de la atrevida campaña

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here