Conchita Wurst, es la nueva musa del diseñador Jean Paul Gaultier y así quedó de manifiesto cuando este miércoles cerró el desfile de “haute couture” del diseñador.

La cantante austríaca se sentó en la primera fila del último desfile de Gaultier para luego subir a la pasarela como modelo de honor. La nueva diva europea se desplazó luciendo un vestido de novia estilo folk, en color negro, compuesto por flecos-chaleco. Destacan, en el conjunto, las aplicaciones de carácter geométrico y ornamental en rojo, plata y oro, el cabello recogido hacia atrás y la cara despejada.

Tras su gran victoria en el Festival de Eurovisión, la cantante austríaca se convirtió en la musa del diseñador francés, incluso Gaultier le declaró su amor en Twitter y, poco después, frente a las cámaras en la gala contra el VIH Life Ball 2014 dijo que conoció a Conchita hace dos años, y aseguró que había “votado por ella” para que ganara el Festival Eurovisión enviando 73 mensajes de texto a los organizadores.

“Creó un nuevo género, el de un hombre con barba, con todos los atributos de la virilidad, pero muy femenino a la vez. Es una mezcla increíble. Es un acto de coraje y de belleza vivir la vida como uno quiere”.

Si hay un diseñador que lucha por derribar barreras, aboga por la igualdad y ama lo diferente ese es Jean Paul Gaultier.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here