En una entrevista para el especial “Being Out” de la revista de  ESPN, el esquiador olímpico Gus Kenworthy dijo que “sabía que era gay desde los 5 años”.

Gus Kenworthy, sale del clóset
Foto tomada de: popsugar.com

Gus Kenworthy, es el esquiador olímpico norteamericano que en 2014 se llevó la medalla de plata por su participación en los juegos de invierno de Sochi y este mes, al quedar como el mejor del mundo y ser la cara oficial de los X Games, llega a la portada de la revista de un especial de la revista de ESPN y finalmente le dice al mundo que es gay.

“Nunca me pude sentir orgulloso de lo que alcancé en Sochi porque me sentía muy mal por lo que no hice”, dijo Kenworthy. “No quería salir del clóset como el medallista de plata de Sochi. Quería salir del clóset como el mejor esquiador del mundo”.

Sin embargo, en su vida privada Kenworthy tampoco lleva mucho tiempo fuera del clóset. Si bien dijo que “sabía que era gay desde los 5 años”, contó que no fue hasta hace dos que se lo dijo a su familia y amigos.

“Me sentía inseguro y avergonzado”, contó. “A menos que lo seas nunca nadie ha considerado ser gay como algo genial… y yo quería ser genial”.

Esta entrevista hace parte del trabajo que la periodista Alyssa Roenigk está desarrollando para ESPN sobre el mundo de los atletas que han hecho pública su homosexualidad. La edición especial “Being Out”, saldrá a la venta el 30 de octubre y tiene historias de Derrick Gordon, Megan Rapinoe, Chris Mosier, entre otros.

El deportista celebró el momento en su página de Facebook y Twitter:

“Wow, se siente tan bien escribir estas palabras. La mayor parte de mi vida he sentido miedo de aceptar mi verdadero yo. Pero recientemente llegué al punto en el cual el dolor de aferrarme a una mentira es mayor que el miedo de dejarla ir, y me siento muy orgulloso de bajar la guardia de una vez por todas.

Mi sexualidad es algo que me ha costado aceptar. Sé que soy gay desde que era un niño, pero al crecer en un pueblo de 2 mil personas, una clase de 48 niños y luego convertirme en un atleta profesional a los 16 años, no era algo que quería aceptar. Alejé mis sentimiento esperando que fuera una fase, pero la idea de que me descubrieran me mantenía en vela. Constantemente me sentía ansioso, deprimido y hasta tuve pensamientos suicidas.

Me siento muy agradecido con ESPN y Alyssa Roenigk por darme esta oportunidad y contar mi historia. Pienso en el dolor al que me sometí al quedarme en el clóset por tanto tiempo y se me quiebra el corazón. Si tan solo hubiera sabido lo que sé ahora: la gente que te ama, a quienes en verdad le importas, van a estar a tu lado sin importar lo que suceda; y, esos que no aceptan lo que eres, no son personas que quieras o necesites tener en tu vida de todas formas”.

¡Y nosotros también celebramos contigo! Nunca es tarde, ser sinceros con nosotros mismos siempre es una razón de orgullo. Mira la entrevista completa a continuación:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here