Dos deportistas de Fútbol Americano se unen en una divertida rutina de baile ante 106 millones de espectadores.

El pasado domingo fue la final del Super Bowl, evento deportivo que reúne sin falta a la gran mayoría de población americana frente a los televisores. A la justa deportiva se le suma su famoso show de medio tiempo que concentra por 15 minutos la atención del todo el planeta.

Al masivo hecho, se le suman también decenas de empresas que buscan tener un espacio en las pausas comerciales. Ideas innovadoras y millones de dólares también hacen parte del show, que año tras año nos deja divertidos momentos.

La Liga Nacional de Fútbol fue la ganadora indiscutible este año pues tomó el riesgo de juntar a dos de sus máximas estrellas, Eli Manning y Odell Beckham Jr en una ‘romántica’ y divertida coreografía que de alguna manera tira abajo los estándares de comportamiento entre hombres, principalmente en el fútbol americano y ante la población masculina que se junta a ver la final deportiva.

El comercial inicia con lo que parece ser una reunión de practica, de imprevisto, podemos escuchar el clásico de 1987 ‘The Time Of My Life’ banda sonora de ‘Dirty Dancing’ y es ahí cuando los dos deportistas se dejan llevar por sus mejores pasos de baile.

U have no idea what’s comin….soon. Just wait.

Una publicación compartida por Odell Beckham Jr (@obj) el

Cuando el entrenador intenta intervenir, otro jugador de renombre, Landon Collins le dice, “déjalos bailar” mientras se interpone con su brazo.

Worried…naw I’m prepared

Una publicación compartida por Landon Collins (@thehumble_21) el

Ambos jugadores se unen en una dinámica coreografía que termina con Beckham “volando” sostenido por su compañero Manning en tierra… ¡Imperdible!

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here