El fútbol argentino es homófobo, machista y discrimina, afirman las instituciones que luchan por la inclusión de la comunidad LGBT en el fútbol.

Autoridades de la Selección Argentina de Fútbol Gay (SAFG), Gais Apasionados por el Fútbol (Gapef), y los Dogos, el primer equipo de fútbol gay de Sudamérica, coincidieron en que los homosexuales son discriminados en el fútbol argentino y que por eso surgieron en el país austral torneos y equipos de fútbol especialmente para gais.

“El ambiente del fútbol argentino es discriminador, xenófobo y homófobo. Tenemos una sociedad machista y una cultura homófoba que apoya todo esto”, dijo Ariel Heredia, presidente de los Dogos. “En el deporte en general ahora se está abriendo el camino para los gais, pero en el fútbol no. Es especial, tiene una cultura totalmente machista que lo sostiene”, sostuvo Heredia.

“Había jugadores que vinieron a los Dogos porque fueron descriminados jugando o aspirando a jugar en la primera división (de la Liga argentina). A algunos los apartaron del equipo porque eran gais. El equipo se armó porque sucedieron un montón de discriminaciones”, explicó Heredia.

En los equipos de primera división se sabe si alguno es gay o no. Pero no se habla. Hay mucho machismo. Piensan que un jugador puede ir a menos porque es homosexual. Son tonterías. La homofobia en el fútbol es increíble.

Los Dogos, al igual que la mayoría de los equipos de fútbol gay, aceptan también a los heterosexuales. “Nosotros no le preguntamos la sexualidad a nadie, aceptamos a las personas tal cual son. No tiene que ser homosexual para jugar en el equipo. El objetivo es la inclusión. En la Liga es imposible que se sienta cómodo un gay”, dijo Cristian Pare, capitán de la Selección Argentina de Fútbol Gay (SAFG), creada en 2007.

“El fútbol es el más machista de todos los deportes. Tendría que haber una campaña fuerte por parte del Estado en contra de cualquier canto discriminatorio, es necesario. El Estado debería intervenir en el asunto”, afirmó Pare.

La orientación sexual no tiene nada que ver con las capacidades futbolísticas, ni deportivas. Por eso la vital importancia de espacios como los World OutGames que buscan generar plataformas practicar el deporte sea un asunto de capacidades y no de sexualidad, sin sentir discriminación, ni tener que enfrentar limitaciones porque simplemente somos nosotros.

¡Vamos es a jugar por lo grande para que el mundo vea lo atlética que es la población LGBT!

[ group=”OutGames (Inf)” random=”1″ limit=”1″]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here