Disfrutando de sus vacaciones, Courtney Wilson y Taylor Guerrero, se encontraron de frente con la homofobia.

En marzo de 2015, esta pareja de lesbianas paseaba de la mano por un supermercado en Oahu, la isla más poblada de Hawai. Un policía les echó de la tienda y pidió al gerente que les prohibiera la entrada. Lanzó a Taylor al suelo y dio puñetazo a Courtney. Posteriormente ambas fueron arrestadas y acusadas de agredir al policía.

A pesar de todos los obstáculos, Courtney Wilson y Taylor Guerrero no dejaron de luchar y llevaron el caso a los tribunales, por agresión con lesiones y violación de las derechos de la Cuarta Enmienda de la Constitución estadounidense, que protege de detenciones arbitrarias.

Han ganado y han sido indemnizadas por el Ayuntamiento de Honolulu con 80 mil dólares. Según reportan, el policía homófobo dimitió el año pasado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here