Lohana Berkins, activista trans y pionera en la lucha por los derechos de identidad de género, falleció en la madrugada del pasado viernes luego de permanecer unos meses en una clínica porteña por graves problemas de salud.

El día anterior a su muerte, el jueves 4 febrero, por medio de su compañera Marlene Wayar, Lohana hizo pública una carta donde reconocía que su salud estaba en estado crítico e invitaba a sus compañeras a continuar la lucha. Estoy convencida de que el motor de cambio es el amor.

Esta es la carta completa:

“Queridas compañeras, mi estado de salud es muy crítico y no me permite reunirme personalmente con ustedes. Por eso quiero agradecerles sus muestras de cariño y transmitirles unas palabras por medio de la compañera Marlene Wayar, a quien lego esta posta. Muchos son los triunfos que obtuvimos en estos años. Ahora es tiempo de resistir, de luchar por su continuidad. El tiempo de la revolución es ahora, porque a la cárcel no volvemos nunca más. Estoy convencida de que el motor de cambio es el amor. El amor que nos negaron es nuestro impulso para cambiar el mundo. Todos los golpes y el desprecio que sufrí, no se comparan con el amor infinito que me rodea en estos momentos. Furia Travesti Siempre. Un abrazo”.

Aunque la activista ya no se encuentra entre nosotros, como dicen los militantes activistas que la siguieron y siguen en su causa en pro del reconocimiento de la población transgénero y la promoción de la misma, será recordada cada vez que a un argentino se le reconozca el derecho a cambiar su documento por cuestiones de identidad de género.

Lohana fundó en 1994 la Asociación de Lucha por la Identidad Travesti y Transexual (ALITT), se atrevió a luchar en contra de la fuerza policial y la mentalidad patriarcal que obligaban a la población transgénero, transexual y travesti a vivir la mitad de sus vidas encarceladas, a ser despojadas de sus bienes y desalojadas de sus hogares. Fue una constante luchadora en contra de la violencia contra trans.

En el 2008 fue quien lideró la creación y constitución de la “Cooperativa Textil Nadia Echazú”, la primera escuela cooperativa textil de trabajo para travestis y transexuales, quienes acompañaron su féretro a la hora de su entierro. Además, conformó el Frente Nacional por la Ley de Identidad de Género, quienes lograron que se aprobara en el 2012, y realizó aproximadamente 8 publicaciones sobre feminismo, diversidad sexual e identidad de género.

Falleció una grande, no solo de Argentina, sino de América Latina entera de norte a sur, oriente a occidente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here