“Este no es un evento social, es un evento cósmico en el cual dos personas se unen desde lo más profundo de su ser para compartir su vida”: Gabriel Bolongaro

Cada vez son más los países que permiten a las parejas del mismo sexo contraer matrimonio. Solo este año Irlanda del Norte, los Estados Unidos y México aprobaron las bodas igualitarias en sus países, lo cual demuestra los avances hacia la igualdad en diferentes partes del mundo. En cuanto al matrimonio, aunque muchos no sientan el llamado a llevar su relación a ese punto, otros más buscan diferentes alternativas a la tradicional boda. Aquí es donde entra Corazón de Luz Bixi Awo’tan, un conjunto de guías espirituales, terapeutas y chamanes que llevan cinco años celebrando bodas homosexuales.

https://www.facebook.com/BodasLGBTT
Fuente: Corazón de Luz Bixi Awo’tan

Esta ceremonia difiere en muchos aspectos de una boda tradicional, pero pretende lo mismo: celebrar el compromiso que dos personas adquieren por el amor que se tienen. Para entender mejor estos eventos, hablamos con Gabriel Bolongaro, director de Bixi Awo’tan:

EgoCity: Bueno, Gabriel, cuéntanos cuál es la diferencia entre una boda espiritual y una tradicional.

Gabriel: De entrada a diferencia de cualquier otra ceremonia católica o de otras religiones en este tipo de ceremonias uno elige lo que quiere que suceda. En estas ceremonias damos un espacio para la participación de personas importantes. Una de las cosas que a veces es decisiva o importante para las parejas homosexuales es el apoyo de las personas que les han ayudado, no solamente a salir del closet, sino a sostener la vida que tienen y aceptarse, vivir felices, vivir amorosos.

Entonces a diferencia de una ceremonia heterosexual donde las personas son meros asistentes o meros espectadores, en una ceremonia como ésta la mayoría de los invitados, por lo menos las personas cercanas, tienen un papel muy importante. Entonces algo que yo permito es que se le dé una participación en la ceremonia a sus amigos y a las personas importantes, que los apoyan.

EgoCity: ¿Y cómo participan ellos?

Gabriel: Lo que hago es dividir la ceremonia en dos partes. La primera parte son las bendiciones, donde la idea básica es bendecir a la pareja de todas las formas que se requiera, de todas las formas que la pareja se deje y necesite. Ahí es donde entra la bendición de los padres, si es que están los padres. Por ejemplo me ha pasado en muchas ceremonias con parejas homosexuales que los padres de uno de ellos no lo aprueban o que a veces de su lado solamente hay una persona. Específicamente me pasó con unas chicas, que de una de las chicas de su familia solo había una persona. Entonces a esta persona se le da un peso muy importante porque el que la chica en este caso sintiera el apoyo de su familia y que independientemente de las tonterías que hubieran pensado sus padres o sus tíos y tías; sus ancestros estarían orgullosos de ella porque es una mujer de bien.

Es importante en las citas de preparación ayudarles a integrar este tipo de rechazo, ayudarles a transformar, a darle la vuelta para que puedan llegar al día de la ceremonia de la forma más limpia, más amorosa, más relajada. También ha sucedido que la madre que juró no ir a la ceremonia, casi que les echó la maldición gitana, el día de la ceremonia se apareció bien y las abrazó y les dio la bendición. Entonces como ha habido historias desagradables, ha habido historias también muy lindas en ese sentido. Ya la segunda parte es ya la unión espiritual. El intercambio de votos y anillos.

https://www.facebook.com/BodasLGBTT
Fuente: Corazón de Luz Bixi Awo’tan

EgoCity: ¿Por qué tener una ceremonia de este tipo sobre una boda tradicional?

Gabriel: Mira algo que a veces nos cuesta entender sobre lo que significa una boda, de cualquier sexo o lo que sea, es que que dos personas se unan a profundidad toma mucho esfuerzo. Por eso es que hay tantos rituales. El brindis, el pastel, el baile y lo otro; todo eso ayuda a que las personas vayan procesando la idea de que estas dos personas se están comprometiendo en la vida. Yo creo que esa es una cosa digna de celebrarse en cualquier persona.

EgoCity: ¿Y esa es tu experiencia con las bodas del mismo sexo?

Gabriel: La calidad del compromiso y del amor que se tiene en las parejas que se casan siendo homosexuales muchas veces es mucho más profunda, mucho más decidida, que las parejas heterosexuales. A ellos nadie los empujó a estar juntos. No tienen la presión de la familia, no tienen la presión de la sociedad, no tienen la presión de sus hormonas si quiera. Que diga tengo que estar con alguien para procrear. No tampoco. Entonces la decisión de estas dos personas de estar juntas para compartir su vida es mucho más libre, es mucho más consciente.

EgoCity: ¿Crees que el hecho de que aprueben el matrimonio igualitario va a llevar a que más parejas homosexual se casen?

Gabriel: Mira de entrada suceden varias cosas. Cuando se aprobó aquí que las parejas homosexuales podían adoptar, muchas personas se escandalizaron. Yo la verdad me reía. El que puedan adoptar no significa que miles y millones de parejas vayan a correr a hacerlo. Y lo mismo sucede con las bodas. La comunidad LGBT apenas está en pañales y apenas está integrando la idea de que puede tener ese derecho. O sea es un derecho que se ha ganado con mucho esfuerzo, pero para ser sinceros, es un derecho que no se ha integrado. Porque cuando las mujeres pelearon para adoptar, lo hicieron suyo. Cuando los negros pelearon por sus derechos lo hicieron suyo. Nosotros no hemos hecho nuestro por completo el derecho a casarnos, a tener pareja, a tener familias.

Ahora, parte de eso es porque esto ya estaba sucediendo. El derecho tardó tanto en llegar que muchas parejas ya tenían sus familias. La gente simplemente asumió que no lo necesitaba. Entonces apenas estamos integrando la idea de que podemos casarnos y bueno y si apenas estamos integrando la idea de que podemos tener un matrimonio civil, pues imagínate un poco más allá que sería unir sus almas, tener una ceremonia espiritual, que sea algo más que un contrato.

Fuente: Corazón de Luz Bixi Awo'tan
Fuente: Corazón de Luz Bixi Awo’Tan

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here