Los organizadores de esta maratón afirmaron que el registro para la actividad no limitaría a las personas trans con respecto a su identidad de género.

Esta maratón que se lleva a cabo de manera anual en la ciudad de Boston se realizó el pasado lunes 16 de abril, trayendo como novedad en esta versión, la participación confirmada de 5 corredoras que se identifican como mujeres trans en el registro para este evento.

maratón
Foto: viruji.andaluciainformacion.es/ 119 EDICIÓN DEL MARATÓN BOSTON

La Asociación Atlética de Boston quien es la encargada de supervisar esta maratón, no distingue exclusión alguna frente a la participación de las personas trans, sólo definiendo como requerimiento que estas personas compitan bajo el género con el que se declararon al momento de su registro. Una política que ha estado vigente durante varios años y ha sido adoptada en similitud por las maratones que se realizan en las ciudades de Chicago, Nueva York, Londres y Los Ángeles.

“No requerimos que los corredores describan su historial de identidad de género con nosotros, por lo que no podemos decir con certeza cuántos corredores trans están en nuestra carrera. Sabemos que hemos tenido varios corredores transgénero en el pasado ” dijo la Asociación Atlética de Boston.

Este tema ha sido llevado a discusiones de todo tipo luego de ser emitido un artículo a finales del mes de marzo en la revista Canadian Running, en el cual se revelaba el nombre de las primeras 3 mujeres trans que harían parte de esta maratón, Amelia Gapin, Grace Fisher y Stevie Romer.

maratón
Foto: noticias.caracoltv.com

A lo cual, no se resistieron las fuertes críticas por parte de comentaristas del medio que cuestionaron aquellas ventajas y/o desventajas que podría traer tal participación de estas mujeres trans al contar con mayor capacidad y desempeño atlético debido a sus niveles de testosterona. Evidentemente una concepción que se enmarca en la discriminación e ignorancia misma sobre esta población.

La lógica que respalda esta impresionante acusación, es desmitificada por algunos doctores que estudian el caso y resaltan que tal desigualdad fisiológica luego de una transición es solo un “mito” hasta el momento debido al proceso de reemplazo hormonal.

Sin embargo, el endocrinólogo Paul Hruz se pronuncia frente a esta situación, como algo de raíz “cuestionable” explicando que las hormonas son solo uno de los muchos factores biológicos que influyen en las diferencias atléticas entre ambos sexos.

“Hay muchos otros componentes de ser hombre o mujer. Entonces, si tomas a un hombre y suprimes su testosterona y les das estrógeno, en realidad, desde un punto de vista biológico, serían varones feminizados en lugar de verdaderas mujeres”.

Por otro lado, el director ejecutivo del maratón en su versión para Chicago, expresa que esta iniciativa busca ser un espacio que trabaja en la inclusión y sensibilización con toda la población en general y que para estos eventos no requeriría ni constancias médicas o registros legales.  

maratón
Foto: mychicagoathlete.com/ Carey Pinkowski director ejecutivo – Maratón de Chicago

Con esta intervención, las carreras de atletismo más reconocidas de manera mundial ya se plantan en un hecho que promete escribir historia en materia de igualdad. Aunque la polémica y oposición en cualquier contexto seguirá encarando cualquier avance en procesos de inclusión, lo cierto es que la población LGBT sigue uniendo voces y logrando concientizar cada vez más a las personas e instituciones de su realidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here